lunes, 9 de julio de 2012

Sigo relatando.

Acá estoy devuelta, extraño ponerme a escribir tranquila desde la cama con la notebook, cuando de repente se me empezaban a aparecer ideas y lo hacía concentrada y sin frío (mi pc de escritorio está en el comedor y no se compara con escribir cálida). Ah! no lo puedo hacer porque su dicho cargador no funca… en fin. Hace creo 2 días volví a pensar sobre; si cómo estoy siendo, que me sale natural, estará bien. Y por suerte me respondo que sí. No estoy arrepentida. Aunque más allá del cambio hay ciertos aspectos que son inamovibles al parecer, me son inevitables. Por más que desee cambiarlo parece que son totalmente parte de mí y así tienen que seguir. No me molestan para nada, serán parte de mi esencia. Aunque es chistoso/irónico porque digo esto y sé que lo estoy intentando cambiar igual. Y… se presentó una oportunidad que me hizo darme cuenta que caaapaz realmente lo estoy cambiando. Aunque con una vez no confirmo nada, estoy en pie. Y me parece que lo mejor es no buscar Nada en Nadie. Pero en nadie. Porque al buscar esperás encontrar. Algo por lo menos, y ya no quiero encontrarme con agujeros negros. Me di cuenta que con una cierta persona es mejor no darle tanta bola, que está más dependiente de su "no soledad" que cualquier otra cosa y sin darse cuenta por lo menos conmigo comete boludeces. Me di cuenta que tengo que tomarme a la gente "nueva" así nomás, sin tanto interés ni expectativa porque es al reverendo ped*, me di cuenta que me pudrí de la melosidad que antes me quepaba (de ciertas personas), me di cuenta que es muy fácil meter pretextos para no encarar con la verdad sin estar con rodeos y ser un poco más directa. No me voy a mentir, capaz mi "no quiero andar con nadie" significa que nadie me sorprende o convence o demuestra ser un ordinario común terrestre ser humano que viva y actúe en vez de recalcular tanto, hacer planes nunca dados, y todo ese hueverío de querer salir conmigo. Me di cuenta que bastante harta de lo mismo estoy. Que esto me llevó a estar así en el día de hoy, y realmente me gusta porque va fortaleciendo mi forma de actuar, pensar, y mirar al frente hacia la vida. ¿Suena medio exagerado parece no? Pero a mí me está sirviendo mucho, y eso es lo importante, que a pesar de ser algo no tan productivo uno lo convierta en un beneficio. Por si se entendió mal, no ando harta de la vida (jaja) sino más avivada tal vez... y como siempre digo, menos expectante. Más relajada. Y bueno... (gran parte de este texto lo escribí desde el celular, sólo me soporto hasta un punto y me tuve que levantar a seguirlo desde la pc... qué bajón). Ahora sí me voy yendo, gracias por leer.

4 comentarios:

Floor C. dijo...

Me encanta tu blog,y en varias cosas me siento identificada! Besos :)

Laucha dijo...

¿Será algo así como el deseo de querer que TODO cambié, pero el miedo a no saber si te gustará o no ese cambio? Yo tenía mucho miedo siempre a no saber que venía o que me esperaba, hasta que bueno, me deje llevar y me deje ser. La idea es que aceptemos como somos, aunque no estemos orgullosos.

Saludos Yamila ! :) Te sigo ^^

Yamila Rojas dijo...

Hola Laucha! :)

No... no quiero que todo cambie, ni busco cambiar ese "todo" al que te referís que no sé cuál sería en mí jaja, y al no buscar el cambio total en algo tampoco tengo el miedo a ese cambio... Estoy muy conforme así por suerte.
Y sí ! siempre hay que aceptarse, y siempre van a haber cosas de las cuáles no estemos totalmente conformes pero supongo que todo con voluntad es posible de modificar y mejorar.
Gracias por comentar siempre! (Bueno desde que encontraste el blog ^^) Te sigo a vos, un besote :)

Laucha dijo...

Ohhhh, ahora entiendo un poco más. Tal vez será que lo que te pasaba a vos lo tomé en mi, o por mi, en base a identificaciones !

Es muy interesante lo de los hipocampos, y no lo sabia eu ! :)

La verdad es que me alegra también poder encontrar a una persona interesante que seguir con ideas frescas y que actualice seguido ! jajaja. saludos, y que estés bien ! :)

Bonito martes ! :)