miércoles, 4 de enero de 2012

Hoy desaparece Tu traje de mi ropero.

Tan bien te sentías ¿no? Al hacerme quedar como la mala de la película. Tan gratificante te era ¿no es así? Que todos te vean como el chico bueno, respetuoso, tranquilo y correcto. Con tu falsa careta de amable. Con tu sucio disfraz carismático. Con esa perfecta sonrisa traidora. Linda imagen te hiciste, al hacerme quedar como la que por todo se enojaba, la que todo de vos criticaba, la que generaba las peleas. Qué mente más ingeniosa terminaste teniendo. Logrando una y otra vez quedar limpio de culpas y ocupaciones que te correspondían a vos. Gracias a mí, esta clase de persona, mentirosa y con valores por el suelo, ya no está en mi vida. Sí, me siento orgullosa de mi logro
y el valor que pude conseguir para dejarte atrás. Y, sí, fuiste una persona más que importante en
varios momentos, etapas y días de mi vida, eso no se borra y lo sé. Pero hasta acá llegó el lugar que ocupabas y pensaba que te pertenecía.

2 comentarios:

Peter dijo...

Que bueno que hayas podido sacar a esa persona de tu vida, definitivamente. Cada momento es una oportunidad para empezar de nuevo, y este que diste, es un paso mas que importante para sentirte bien con vos misma y construir tu vida.

Sabés que siempre que nesecites algo, allí estaré. Desde mi, me alegro muchisimo por tu bienestar :) Un beso grande! ♥

Yamila Rojas dijo...

Aww Amigo! Sí nene, estoy contenta de poder seguir avanzando y poder ser yo nuevamente como lo era antes <3 y gracias a vos que siempre estás para hacerme reír y pasar buenos momentos.

Te adoro amigo! un abrazo.