viernes, 17 de febrero de 2012

Si tanto deseamos estar bien, esmerémosno.
Hoy no fue mi mejor día, por más que me haya levantado súper decidida que iba a serlo. Sentí que sí, que iba a ser un día feliz, pero en fin no lo fue tanto. Igual, no ando "No feliz". Ando normal que sería lo básico,  pero el normal en mí no es tan bueno porque generalmente mis estados son  bien, alegre o derivados. Así que si digo normal  no es normal. Normal es sentirme fuera de lo normal a como suelo estar (alegre, más que positiva, bien). Más fácil, anormal. Pero anormal suena a loca, no sé por qué la asocio con esa palabra. Sin dar vueltas, creo que no iba a escribir sobre esto sino más sobre la felicidad. El tema es que no me sale nada ahora de la felicidad porque me metí tanto en lo otro que me concentré en esto. Lo bueno que tengo es que por más que me pasen cosas que me complican estar "anormal", sé que nada tan mínimo puede hacerme concentrarme en lo malo que me pasó. Las cosas graves en serio son pocas. Y esas sí son por las cuáles podría dejarme caer o sentirme demasiado mal. Al pensar así lo bueno que logro es no dejarme llevar por situaciones que no fueron buenas y seguir en una línea paralela al bienestar. Sé que todo pasa. Que las cosas mejoran. Que todo tiene arreglo menos ciertas cosas, entonces para qué hacerme mala sangre o decaerme por problemas que son como un granito de arena. Por suerte soy optimista. No me es difícil pero esto es porque lo practico, y la mente es así, hay que trabajarla y dominarla. Es una trabajo diario, y mientras más se hace, más fácil se hace reaccionar de manera positiva a las circunstancias. Me gusta poder manejar mi estado. No soy una piedra tampoco, soy bastante sensible, pero intento no desenfocarme que con las horas se solucionan los problemas o desentendidos. Creo que desde la mente parte lo que uno desea. Y por más mini caídas que tenga, existo para remontarme. Levantarme de nuevo y seguir avanzando. Sólo quiero estar bien. Y me encantaría que muchas personas puedan lograr esto con la ayuda de la facilidad con la que yo lo hago.

10 comentarios:

Flopi dijo...

Lo de poder manejar el propio estado es lo mejor que puede pasarnos :) lo de 'practicar' el poder reaccionar positivamente a los problemas es algo que ayuda muchísimo.

Shei ~ dijo...

Me gusto mucho!
te sigoo un beso
http://sheiscream.blogspot.com/

Ainnoa♥ dijo...

Me ha encantado la entrada!!:) es lo mejor lo de controlar nuestro propio estado
espero tu visitaaa

Yamila Rojas dijo...

Gracias linda! ya estoy leyendo varias entradas y comentándolas, muy lindas, te sigo a vos <3

Yamila Rojas dijo...

Gracias! ya estaré chusmeando tu Blog n.n

Angela dijo...

Me pasa lo mismo, no es comun que mi estado este "normal".Me parece genial que te levantes y sigas, te re felicito por la fuerza de voluntad que tenes! :)

Yamila Rojas dijo...

Cómo estás Ange? :) gracias por leerlo, a mi me encanta que te hayas podido sentir identificada, y muchas gracias por tu buena onda! En un ratito veo tu Blog n.n buen finde larguito, beso!

Fiore ♥ dijo...

que lindo escribis
yo creo que SI todo pasa y que realmente simpre se puede estar mejor, Pienso muy similar a vos

Yamila Rojas dijo...

Hola Fiore! Muchísimas gracias por tus palabras <3 realmente me hace muy bien que me digan lo que les parecen mis escritos. Y más cuando hay una pequeña o gran identificación :) Te mando un beso enorme y en un ratito estoy en tu Blog!

Peter dijo...

Me gustó mucho todo lo que escribiste porque es realmente así. Las cosas pasan, los problemas, en su mayoría, tienen solución; y aquellos que no, ni vale la pena ocuparse y preocuparse por ellos. Lo mejor es tomarse la vida así, como te la tomás vos, de una manera positiva y optimista; aunque a veces las circunstancias nos tiren el ánimo abajo y nos quiera sacar de esa visión de la vida. Obviamente siempre vamos a crizarnos con dificultades, pero todo depende de cómo las afrontemos. De cómo nos paremos frente a ellas y cómo decidamos enfrentarlas.

Muy linda e interesante tu entrada :) Un besoote!