martes, 21 de febrero de 2012

Misil


Fueron dos misiles que se estrellaron contra la pared de mis pensamientos. Bombardearon mi mente y destruyeron gran parte de las ideas y sensaciones que venía palpitando. Sólo dos no más. Fue lo contrario de lo que se siente cuando alguien espera un eclipse. 
Realmente esto no lo deseaba ni esperaba. No lo quería. Pero sucedió. Crudo y frío. Espontáneo pero no favorable. No tengo mucho que decir, solamente que gran parte del todo se alteró y mi cabeza empezó a girar lentamente para el lado contrario. Sin eje, sin climas. Alborotada y confusa. Desubicada del tiempo y sin la semilla de la seguridad.



6 comentarios:

Flopi dijo...

Suele pasarme bastante seguido :S Ojala encuentres tu eje, puedas ordenar esos misiles que llegaron y puedas encontrarle el lado positivo, que de seguro lo tiene. Besitos enormes, linda entrada :)

Yamila Rojas dijo...

Gracias linda por siempre leer... Estoy segura que va a ir pasando, ya estoy mentalizándolo para que vaya disminuyendo, un beso enorme!

Peter dijo...

A veces puede pasarnos que algo, algun detalle, por más "insignificante" que parezca, cambie nuestra forma de ver lo que estamos viviendo. Pero quizás sea solo cuestión de tiempo. Quizás más adelante ni nos acordemos de eso que alguna vez nos hizo replantearnos la situación. Quizás en un futuro no muy lejano, eso que desvió nuestros pensamientos pase a ser solo un ¿mal? recuerdo.

Ante todo mucha calma.

Un beso enorme friend ♥

Yamila Rojas dijo...

Aww, me encantó lo que escribiste. Y más que nada resalto y felicito la positividad con la cuál lo viste. Se transmitió. La verdad muy lindo!

Otro, friend, muack!

Angela dijo...

Ojala estos misiles se vallan rápido de tu vida, es muy feo y complicado continuar así de mal. Mucha suerte ♥

Yamila Rojas dijo...

Gracias preciosa!