miércoles, 1 de agosto de 2012

Alineo forzoso

Mis pies van dejando de sentir las nubes, cambiando el relieve por una sensación burda como el frío del suelo.
Mis ojos miran hacia adelante y ya son conscientes que deben ver lo que existe e ignorar lo que no está.
Aceptar que esas imágenes sólo se vivirán de mis pupilas hacia adentro.
Y me cuesta no decir que no alcancé tus ideales. Que no fui suficiente, lo deseado, lo esperado.
Que por ahí aspirabas a algo mejor. No debo subestimarme. Pero ¿qué puedo pensar de bueno?.
No quería tomar esta decisión pero es la única que recorre el hemisferio de mi lógica.
Y aunque ya la haya tomado no quita que todavía estos fantasmas con cada recuerdo sigan siguiéndome.
Quiero que tu rostro se borre de mi memoria, y es algo tan imposible como haber parado el tiempo la vez que empecé a fijarme en vos.
Olvidarme de tus prendas, tus formas de mirar fijo y de reojo. Deseaba tanto que elijas brindarme tus cualidades a mí. Por un momento fui afortunada. No sé para qué las conocí. Entré a una mágica enfermedad. Deliciosa y tortuosa. ¿Para qué se conoce a personas que "no dejan nada"? Para otra enseñanza tal vez... ¿Con qué fin... con qué necesidad? Y me refiero cuando éstas nos afectan y se van.
Yo suelo dar finales fijos, directos, sin vueltas, con seguridad.
Pero la verdad que esta persona me cruzó más de la cuenta de lo que a mí me suele suceder.

4 comentarios:

Chechi dijo...

Bueno nena yo creo que deberías dejar de pensar un poquito en esta persona, pero como? se que es muy difícil, porque lo es. Yo nunca pude, aun así en dos años, peor por suerte ahora estoy con el. Dicen que un calvo saca a otro clavo, sera?

caroo•.•. dijo...

Yami! Qué decirte? Por lo que decís, parece ser que vos diste todo de vos y no recibiste lo mismo, te "enganchaste" planeando algo importante pero del otro lado tal vez no era pensado con la misma lógica, que mierda! Pero aspi y todo me parece genial el hecho de que pudiste y supiste cuando y cómo darle un fin a eso, que tal vez no te hacía del todo bien, o no era lo que vos esperabas, osea, que te supiste hacer valorar, porque todos valemos algo, y lo bueno es reconocernoslo a nosotros mismos para desúés poder exijirlo/pedirlo/espearlo. Ahora te queda olvidar...y aunque cueste, si es lo que realmente querés hacer, y estás bien decidida lo vas a lograr..vas a ver que con el tiempo todo va a andar bien Sis, un besi♥

Laucha dijo...

Será que uno sufre por entregar, pero también sufre si no lo entrega?
A veces hay que resignarse, o quererse un poco, o evitar odiar lo que alguna vez uno ha amado.

Te dejo saludos y abrazos !
Me encanta tu blog, y espero que mejores o por lo menos aprendas a llevar adelante, sonrisa por medio, los dolores que te producen las faltas.
El que lleva heridas, es porque ha amado, no te preocupes :)

Pamela dijo...

Me sentí algo identificada, porque se que olvidar no es fácil, que no se puede borrar todo asi como un "chasquido"
Me gusto mucho en la manera que lo expresaste :)